En la carrera empresarial hacia las compañías 4.0, los pasos habituales que una compañía sigue los podríamos resumir en cinco estados por los que todos terminarán pasando con o sin ganas de realizarlo.

Resultado de imagen de transformacion digital 4.0

La contra opción es la obsolescencia.

  • Inmovilismo: Las empresas creen que la transformación digital vendrá por si sola
  • Activación: Aparecen pequeñas islas donde se experimenta con la digitalización
  • Formalización: La activación se hace presente de forma intencionada
  • Estrategia: Existe reconocimiento público en la necesidad de transformación.
  • Innovación: La transformación se convierte en una forma de actuar

Transformarse digitalmente es reinventarse.

Las empresas de éxito están en constante cambio, tanto cambios externos buscando siempre nuevos mercados, como aproximarse con mayor éxito a los actuales o internamente mejorando los procesos y la gestión interna de la información y sus flujos.

Para conseguir una transformación digital plena, deberemos disponer de un plan estratégico donde haremos intervenir a todos los actores de la compañía, desde gerencia hasta conserjería.

Con el plan estratégico encima de la mesa necesitaremos ejecutarlo, y aún más importante, poder realizar un seguimiento preciso del cumplimiento a todos los niveles, ya sean procesos o personal.

Para realizar esta tarea con garantías de éxito necesitaremos herramientas destinadas a tal efecto como los conocidos BPM (Business Proces Management) que no son más que modeladores de procesos que se instalan como capa superior a nuestras habituales herramientas de gestión tales como ERP’s, CRM’s, HCM’s,…

El BPM se instala como corteza de nuestros sistemas de gestión disponiendo de capacidades de comunicación con el núcleo para capturar y dejar información con respecto a los procesos que controla dando tanta relevancia a la información que captura como a las personas involucradas en los circuitos.

Pero, ¡¡¡Atención!!! El BPM es sólo la herramienta de control para la ejecución del plan estratégico relativo a la transformación digital. Ésta como tal, requerirá de otras herramientas que nos aportarán valor añadido, mayor seguridad, ahorro de espacio, ahorro de tiempos de ejecución, ahorro de tareas repetitivas, en definitiva, herramientas que nos aportarán una mayor inteligencia empresarial como son los gestores documentales, la firma biométrica, la firma digital remota, la captura y liquidación de gastos.

Todo este tipo de herramientas nombradas son enormemente potentes en manos de consultores especializados en la transformación digital por lo que en el plan estratégico deberemos contemplar la colaboración con consultores especializados, ya sean internos o lo más habitual en un plan estratégico de transformación digital, de procedencia externa.

Hay compañías que se confunden en la transformación digital diciéndonos que ya están trabajando en ello y que han lanzado o están lanzando una nueva APP para (….) cuando en realidad la transformación digital es muchísimo más que esto.

La transformación digital es un cambio de hábitos, un cambio cultural dentro de las empresas, desde el rango más alto hasta el último de sus colaboradores.

Por lo tanto, el viaje de la transformación digital es un cambio cultural, de hábitos, de costumbres, de hacer las cosas de otra manera, y para ello herramientas como los BPM’s o los gestores documentales nos aportan un potencial increíble que puede hacernos realizar realmente un cambio competitivo de nuestra compañía en el mercado.

En ricdoc.com disponemos de los medios, el conocimiento, las herramientas y especialmente la experiencia para acompañar a las empresas en este viaje digital hacia la industria 4.0.

Newsletter ProfesionalToda la información que necesitas para convertirte en una Empresa 4.0.

Te mandaremos toda la información que necesitas mensualmente.