Cuando una empresa se decide a incorporar un software de firmas digitales, llega la siguiente pregunta: incorporamos un software de firma biométrica o bien incorporamos un software de firma remota.

Realmente, ¿hace falta tomar esta decisión? ¿Son incompatibles los dos tipos de firmas? Intentaremos en este breve artículo explicar qué es cada tipo de estas firmas para aportar un poco de luz a esta disyuntiva.

Una firma biométrica es una firma manuscrita, pero sobre un dispositivo digital. Es decir, firmamos un documento de manera tradicional, pero directamente en un pdf, sin llegar a generar el papel. Por el contrario, una firma remota es una firma más moderna que se basa en un sistema de doble autenticación (correo y móvil habitualmente) en la que no hay una firma manuscrita, sino la seguridad que el firmante es el que dice ser por las evidencias que se pueden aportar.

¿En qué casos utilizaremos una firma biométrica?
• Ventanillas de atención al público
• Departamentos de RRHH donde se firman muchos documentos
• Departamentos de almacén donde se entregan mercancías y se tiene que firmar un albarán
• Transportistas con dispositivos tipo tableta
• Otros

¿En qué casos utilizaremos una firma remota?
• Básicamente cuando el firmante no pueda desplazarse al lugar de la firma

Por tanto, ¿son incompatibles los dos sistemas? Por supuesto que no, dado que una misma empresa puede necesitar firmar diferentes tipos de documentos por cualquiera de los dos sistemas.

¿Cómo funciona una firma biométrica básicamente, teniendo en cuenta que se puede integrar cualquier tipo de software?
• Se genera el documento o documentos a firmar
• Se firma el documento a través de la tableta (no hace falta firmar cada página como en la firma manuscrita)
• Se estampa el certificado digital al documento automáticamente
• Ya tenemos el documento firmado con pleno valor legal

¿Cómo funciona una firma remota básicamente, teniendo en cuenta que se puede integrar con cualquier tipo de software?
• Se genera el documento o documentos a firmar
• Se envía un correo electrónico automáticamente a la persona que tiene que firmar con el enlace al documento y con una solicitud de aceptación
• En caso de que el firmante acepte, se le envía un SMS a su móvil con un código de verificación único
• El firmante pone este código en la plataforma que se le ha abierto el documento
• Ya tenemos el documento firmado

¿Necesitas ayuda? ¿Quieres saber más información sobre los diferentes métodos que tenemos para firmar digitalmente? En RIC.DOC somos los especialistas que necesitas, y estaremos encantados de poder ayudarte.