BPM vs. ECM

Empezaremos por resolver el misterio de las siglas, intentaremos descifrar qué hay detrás de cada uno de los nombres, veremos en qué casos utilizaremos uno u otro, y analizaremos si es posible que convivan en una misma organización.

¿Qué se esconde detrás de las siglas BPM y cuál es su significado? Un BPM (Business Process Management) es un software que permite modelar y automatizar procesos de negocio. A este tipo de software, coloquialmente lo llamamos gestor de procesos.

¿Qué se esconde detrás de las siglas ECM y cuál es su significado? Un ECM (Enterprise Content Management) es un software que permite gestionar electrónicamente los documentos. A este tipo de software, coloquialmente lo llamamos gestor documental.

Una vez visto qué significan las siglas, intentaremos aportar algo de luz sobre las bondades y beneficios de cada uno de ellos, cómo convergen y cuándo.

Hoy en día la gran mayoría de empresas ya disponen de un sistema de gestión empresarial (ERP) que les permite gestionar su negocio, pero muchos de estos ERP’s se quedan “cojos” en el tratamiento documental y en el tratamiento de los procesos de negocio. Y es aquí donde estas empresas requieren la ayuda de un ECM o de un BPM.

¿En qué casos necesitamos un ECM y en qué casos un BPM? Esta es una pregunta bastante amplia y difícil de responder sin hacer un debido análisis. Por sintetizar, todas aquellas empresas que requieran modelar sus procesos de negocio, y éstos no tengan por qué tener un documento asociado, deberían pensar más en un BPM, mientras que aquellas empresas que tengan un cuello de botella en el tratamiento de los documentos, aunque intervengan en algún proceso de negocio, deberían inclinarse más hacia un ECM. Hay que saber que los principales ECM’s del mercado ya disponen de soluciones de gestión de flujos de trabajo, aunque quedan limitados en la necesidad de incorporar un documento al proceso. A su vez, los principales BPM’s del mercado ofrecen funciones de gestión documental, aunque suelen quedar más limitados que un ECM.

¿Es posible que una organización requiera un BPM y un ECM en convivencia? Por supuesto, es posible. Son muchas las empresas que requieren para unos procesos un tipo de software, y para otros procesos, otro tipo de software. Por supuesto, estos softwares requieren poder comunicarse entre sí, y a su vez requieren comunicarse con el ERP que, no podemos olvidarlo, es la herramienta que debe albergar toda la información de la empresa.

Hay muchas empresas que ya han dado el salto al “mundo digital” y han implementado un ECM o un BPM en sus organizaciones, pero hay otras muchas que no son conscientes de lo que les podría llegar a ofrecer. ¿Tú de cuál eres? Desde RIC.DOC, como siempre, estaremos encantados de hacer el análisis de tu situación y ofrecerte la mejor solución posible.

¡Un saludo y nos vemos por la nube!

2017-05-19T10:04:21+00:00 4 mayo 2017|Comparativa|

About the Author:

System Consultant de RIC.DOC.

One Comment

  1. […] al usuario Radicalmente falso en el caso de los softwares que desde RIC.DOC se distribuyen. Tanto Docuware como Dokuflex son softwares de los denominados “user friendly”, que ayudan en el día a día del usuario sin tener que hacer grandes formaciones. Como siempre […]

Los comentarios están cerrados.